La Generación C: Consumidores Conectados

En un post anterior hablaba de una nueva sociedad que está emergiendo, en la que ya no son las empresas las que dictan las reglas del juego. El hecho es que hoy, gracias a la revolución digital, el consumidor se ha convertido en el principal protagonista. Pero, ¿cómo es ese consumidor?, ¿cómo se comporta?, ¿cuáles son sus hábitos?

Con la revolución tecnológica y, en concreto, con Internet, ha aparecido una nueva generación de consumidores, la Generación C,  a los que podríamos llamar Consumidores  Conectados. Se trata de una generación que no se puede definir por la edad, como ocurría con las llamadas generaciones X, Y o Baby Boomers. Lo que la define es cómo acoge la tecnología, desde las redes sociales a los smartphones, pasando por las aplicaciones inteligentes. Este gráfico, de Brian Solis, prestigioso analista digital, sociólogo y futurista, refleja perfectamente la “transversalidad” de esta Generación C.

 

La Generación C está navegando por Internet a la vez que ve la televisión; compara precios online mientras visita una tienda; y, muchos de ellos, estarían dispuestos a pagar con su teléfono móvil si esto fuera posible. Son clientes multitarea,  que ya no se conforman con lo que se les dice, sino que buscan activamente información y la encuentran.

Los consumidores conectados se están haciendo cada vez más relevantes en la sociedad y la economía, y las empresas debemos adaptarnos a este panorama que evoluciona día a día. Debemos aprender a dirigirnos a una nueva generación que toma decisiones de forma diferente.

Pero todo esto no significa que lo tradicional ya no funcione. Lo que quiero decir es que estamos ante el gran reto de comprometernos a desarrollar servicios y experiencias de consumo para todo tipo de clientes, no sólo basándonos en su comportamiento, sino también en sus expectativas, necesidades e incluso en la plataforma que utilizan para conectarse, comunicarse y tomar decisiones. Y éste es el único camino posible si queremos que nuestra empresa sea sostenible.

Un pensamiento en “La Generación C: Consumidores Conectados

  1. Lamentable que una empresa como ING no tenga ni un triste correo electrónico donde poder hacer consultas.

    Si la idea de conectar al cliente es un teléfono de pago en el que debes estar 10 minutos esperando una locución automatica y finalmente debes cortar la llamada, ya que esa locución no aparece……. y el teléfono sigue contando.

    Simplemente lamentable.

    Como dice en el apartado “en que creo” ….

    ING acaba de ganar un FAN gracias a una experiencia de cliente única, ya que han hecho las cosas bien a la primera (notese la ironia).

    Ale, Ale, saludos, usted dediquese a reflexionar en voz alta mientras la empresa que dirije se dedica a hacer amigos.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>